Confort y calidez en Almería con nuestro suelo radiante

Calefacción radiante en Maderas Crisang

El suelo radiante es un sistema de calefacción que destaca por su eficiencia, su comodidad, su seguridad y facilidad de mantenimiento. Consiste en una calefacción que se instala bajo el suelo, de modo que el calor se propaga por toda la habitación.

Principales características y ventajas de la calefacción radiante

  • La calefacción por suelo radiante es la opción más eficiente para calentar una casa. La eficiencia energética es absoluta, ya que se aprovecha todo el calor (no hay pérdidas calóricas).
  • Es el tipo de calefacción más económica. Instalando suelo radiante el ahorro en la factura puede alcanzar entre el 10 y el 20 % con respecto a otros sistemas convencionales.
  • El suelo radiante permite una distribución homogénea del calor. No hay un foco de calentamiento y, por tanto, el calor es uniforme por toda la estancia. Esto lo convierte también en el sistema más seguro puesto que no hay riesgo de quemaduras ni golpes porque no hay radiadores.
  • Al no haber aparatos de calor hay más espacio disponible en la casa. Ningún elemento resta volumen a la estancia. De modo que no habrá que tener cuidado con la organización del mobiliario de la casa para que no bloquee la salida del calor.
  • La instalación tiene un bajo coste y no requiere de mantenimiento en el caso de los sistemas eléctricos (en los sistemas hidráulicos el mantenimiento es bajo).
  • Se puede controlar y distribuir el calor por zonas de la casa: es decir, se puede establecer que la calefacción solo actúe en una parte de la casa en un momento determinado.
  • Es compatible con cualquier fuente de calor.
  • Es beneficioso para la salud. Al estar en el suelo, el suelo radiante reduce la humedad, evita que los ácaros vivan del polvo y reduce la circulación de polvo. Por tanto, es el sistema recomendable para personas alérgicas y asmáticas. 

Nuestra principal marca de calefacción radiante